PORTAL DEL SECTOR DE LA LIMPIEZA

Inglaterra reclama a los fabricantes de chicles el coste de su eliminación

La asociación de gobiernos locales que representa casi 400 ayuntamientos de Inglaterra y Gales se han puesto de acuerdo para reclamar a los fabricantes de chicles el coste anual de eliminación de los mismos en las calles y que sobrepasa los 60 millones de libras esterlinas.

Solo en las calles de West End cada año se recogen 3 millones de chicles aproximadamente 6 toneladas con un promedio de 25 chicles por m2de pavimento.

En Mánchester se ha iniciado una campaña para eliminar de sus calles cerca de 200 mil chicles. Se ha lavado una superficie que equivale aproximadamente de una docena de campos de futbol. Otros ayuntamientos han buscado nuevos enfoque innovadores, tratando de persuadir a sus habitantes para que corrijan su habito de tirar chicles en la calle, incluso les han entregado hojas de papel reciclable para envolver los chicles y desecharlos en contenedores.

Cllr Ed Argar miembro del Consejo de Westminster para la gestión de la ciudad transporte e infraestructuras dice:

“Eliminar de nuestras calles esta enorme cantidad de chicles consume una enorme cantidad de recursos, tanto en términos de dinero, como en horas/hombre. Cuando termina el trabajo hay que empezar de nuevo, por lo que hemos de considerarlo una tarea ingrata. Independientemente del mal efecto visual que aporta una calle llena de chicles. Algo tiene que cambiar, tiempos de sensibilizar a los ciudadanos si queremos encontrar una solución real y duradera al problema, en lugar de hacer frente a las consecuencias.

Mientras esta sensibilización sea suficiente deberemos asumir con plena responsabilidad el coste de la eliminación de chicles repercutiéndolos a los fabricantes. No es justo seguir utilizando los impuestos de los ciudadanos ya que son muchos lo que se sentirían discriminados porque no mastican chicles o porque se desprenden de ellos de forma responsable.”