PORTAL DEL SECTOR DE LA LIMPIEZA

Ocho pasos prácticos para ayudar a mejorar la salud laboral en los locales de sus clientes y a su propio personal laboral

Queremos describir en esta guía los ocho pasos fundamentales que ha aportado en estos últimos tiempos las innovaciones tecnológicas para conseguir sin coste añadido la máxima salubridad para los locales que sus clientes les confían para la limpieza, así como la salud laboral de su personal.

- La implantación de la microfibra aporta la sustitución en un porcentaje no inferior al 90% de   los casos del proceso de barrido, con lo cual, su personal y los ocupantes de las instalaciones dejan de respirar el polvo que se genera en el barrido con todas las ventajas de salubridad que esto significa, ya que cada gramo de polvo contiene entre 12 y 20 millones de bacterias.

El peso del cuerpo humano se compone de un promedio de dos quilos de bacterias.

La microfibra absorbe 8,4 veces más que el algodón, por lo que los elementos de limpieza basados en el algodón deben considerarse completamente obsoletos.

Los elementos de microfibra nos resultan mucho más económicos que los elementos de algodón por su alta durabilidad.

La microfibra permite la limpieza en húmedo, con lo cual evitamos los tiempos semi-productivos que significa la utilización de cubos para lavado de las superficies. El lavado húmedo sustituye con ventajas la limpieza en mojado, tanto por su eficiencia como porque elimina la humedad que está íntimamente vinculada al desarrollo bacteriano.

- La utilización del agua ionizada permite la eliminación en las limpiezas de mantenimiento el uso de productos químicos, ya que esta desintegra suciedades e higieniza a niveles de 99,9997%, muy por encima de lo que exige la legislación vigente, incluso para la higienización de zonas críticas de hospitales.

La eliminación del uso de productos químicos evita el riesgo de alteración de superficies, elimina costes importantes, evita almacenamientos, costes de transporte, etc.

El agua ionizada simplifica los procedimientos de limpieza, ya que no hemos de determinar cuáles son las superficies que deben limpiarse por razones de estética y cuales por razones de higiene, en un solo paso limpiamos e higienizamos a los mayores niveles.

El agua ionizada, en comparación con los bactericidas, no deja biofilm. En el biofilm que aporta los bactericidas a las superficies, cuando estos pierden su poder bactericida crecen exponencialmente todas las bacterias. El agua ionizada no aporta biofilm.

- El ozono que se produce partiendo del oxígeno del aire no significa ningún coste y permite una total corrección aeróbica eliminando olores, cargas bacterianas en el ambiente y todo tipo de contaminaciones, ya sean producidas por tóners, productos de limpieza, etc. Se ha constatado que la corrección aeróbica reduce el 27% del absentismo laboral, mejora la salud de las personas y su calidad de vida.

- Desinfección de teclados de ordenador. Según investigaciones realizadas por ITEL (Instituto Técnico Español de Limpiezas), los teclados de ordenador incorporan en su superficies más bacterias que los inodoros, por lo que la desinfección de los mismos se hace indispensable con el fin de garantizar a sus usuarios la eliminación de la tan temida Escherichia Colli que puede causar gastroenteritis e infecciones en las vías urinarias, así como Spaphylococcus Aureus, vinculado a diferentes tipos de infecciones y otras bacterias que pueden causar trastornos graves y así evitar transmisiones que nos puedan afectar.

- Desinfección de puntos de contacto humano. Cualquier punto de contacto humano es necesario desinfectarlo, ya sean empuñaduras de puertas, botoneras de ascensores, teléfonos, ratoncillos,etc.

Hoy existen sistemas de desinfección basados en U.V. que por un coste de alrededor de 90€ permite ofrecer a sus clientes una salubridad total.

Desconocemos quien ha sido el anterior usuario de estos puntos de contacto, ya sean empuñaduras de puertas, botoneras de ascensor, etc., y si estos pertenecen al grupo del 70% de los hombres que no se lavan las manos después de haber usado el baño o el 65% de las mujeres que tampoco se lavan las manos después de haber usado el baño.

Son múltiples las infecciones que se contraen por la falta de higiene en los puntos de contacto humano. Una inversión insignificante permite garantizar a sus clientes una higiene total y controlada.

- Vapor. Si bien esta es una tecnología antigua, era poco utilizada por el coste de sus equipos. El vapor tiene infinidad de aplicaciones en los procedimientos de limpieza e higienización y el mercado nos ofrece equipos que garantizan vapor continuo a 160 ºC con varias velocidades de aspiración y filtro total. La combinación de vapor y aspiración nos permite procedimientos de limpieza de inyección-extracción con amplias aplicaciones.

Los 160 ºC garantizan una esterilización de las superficies a sus clientes, o sea, poder de limpieza e higienización en un solo paso y múltiples aplicaciones que aportan ahorros de tiempos considerables.

- Probióticos. Significa también una nueva aportación a los procedimientos de higienización. La utilización de probióticos permite la eliminación en superficies de toda clase de contaminaciones bacterianas nocivas para la salud. Aunque su utilización es más conocida en medio hospitalario, es de gran utilidad y múltiples aplicaciones en industria alimentaria, salas blancas y en cualquier superficie que se requiera amplios niveles de higienización.

- Protecciones nanotecnológicas y fotocatalíticas. Las protecciones nanotecnológicas permiten una facilidad de limpieza en toda clase de superficies, pétricas, plásticas, cristales y un gran etcétera. Una superficie protegida con nanotecnología no solo actúa de barrera contra la adherencia o penetración de suciedades, sino que también facilita la limpieza. La nanotecnología facilita la protección de superficies aportando una conservación del valor constructivo de los edificios, a la vez que reduce costes de limpieza.

Las protecciones nanotecnológicas basadas en la fotocatálisis, permite que por sí mismas además de evitar ensuciamientos, faciliten la limpieza y descontaminen los ambientes.

Estos ocho pasos constituyen de forma resumida los más importantes avances tecnológicos de nuestro sector en estos últimos tiempos por lo que a mantenimiento y limpieza se refiere, y contribuyen a mejorar la salubridad de los locales y superficies, preservan la salud del personal de limpieza, así como del personal que utiliza los diferentes locales que se han limpiado con estas tecnologías. Además, aportan ahorros considerables, tanto directos en los procedimientos de limpieza, como ahorro de mano de obra en la aplicación de los mismos. Este es un detalle simplificado, cualquier asociado de ITEL puede solicitarnos amplia información sobre cada uno de estos ocho pasos que determinan el futuro inmediato de nuestro sector.

Cuando la aplicación de estas técnicas se pone en marcha y se dan a conocer sus ventajas al cliente esto nos ayuda a fidelizarlas.

Si estos se comunican en la oferta de servicios será mucho más fácil que la oferta se apruebe a nuestro favor.