PORTAL DEL SECTOR DE LA LIMPIEZA

Gestión de lencería en un hotel

Queremos remarcar la importancia de la limpieza textil y los protocolos de mantenimiento que se siguen en el abastecimiento de sábanas, toallas, etc., que jamás deben faltar para dar una óptima atención al cliente.

Departamento de lencería y lavandería

La gestora o gestor de un hotel, en primer lugar, debe proceder a comprobar que la ropa de lavandería recibida coincide con lo marcado en el albarán, con el objetivo de controlar, por parte de la administración del hotel, que la facturación de la lavandería externa es correcta, siguiendo los siguientes procedimientos:

Control diario, por parte de la gestora de la ropa de lavandería, realizando su recuento.

Comprobación del albarán de ropa recibida con la ropa contada.

Anotación de la cantidad de ropa del albarán, en la parte superior de la hoja de recuento mensual, y en la parte inferior la controlada por el hotel.

En caso de discrepancias se anotan en el albarán, y se envía por e-mail, antes de 48 horas a la lavandería, para que procedan a su rectificación. Los albaranes rectificados se adjuntarán junto al albarán original y comprobante de fax.

¿Qué sucede con la ropa de devolución al hallarse en mal estado? En este caso, se debe utilizar una hoja de ropa de devolución, en la cual se anota la cantidad de ropa a devolver, ésta se envía a la lavandería en una bolsa negra de basura para diferenciarla del resto de ropa.

La documentación, por tanto, que e entregará a administración al final de mes será:

Las hojas de devolución de ropa en mal estado.

Todos los albaranes diarios del mes en curso reactivados en caso de discrepancias.

TRATAMIENTO DE ROPA

Para evitar posible sorpresas desagradables pro falta de aprovisonamiento. Sobre todo, en épocas de ltas frecuentes o check in-check out, debemos tener en cuenta unos mínimos de stock de emergencia.

El stock mínimo de la ropa de lavande´ria, en el office, corresponde a una dotación de ropa por planta:

Sabanas: el número de camas de la planta multiplicada por dos.

Fundas: dos por cada habitación

Colchas: una por cada cama

Toallas de baño y manos, dos por habitación

Bidet (si existe) y alfombra: uno por cada habitación

A la vez se controla el estado de la ropa de lavandería para que ésta corresponda con la calidad estipulada.

Toda la ropa que utilizamos en el departamento de pisos, para realizar las habitaciones, tienen que cumplir con una calidad y una presentación. Para ello, tenemos que tener en cuenta:

Nunca utilizaremos toallas o ropa de cama para realizar la limpieza de las habitaciones.

Nunca pondremos la ropa en el suelo, tanto si es la sucia a retirar como si es la limpia para reponer en la habitación.

Si encontramos ropa manchada, rota, sucia o mal planchada la retiraremos y la entregaremos por separado; nunca la mezclaremos con la ropa sucia.

Si en la ropa que tenemos que retirar encontramos manchas difíciles o excesivamente sucias la separaremos del resto y la introduciremos en una bolsa, pudiendo así informar de que tendrá un lavado especial.

Cuando hagamos la habitación y encontremos ropa rota, entre la que tenemos que retirar, la pondremos por separado, para que no nos a envíen limpia y la tengamos que rechazar.

TINTORERIA

En el caso de existir ropa de cliente para enviar a la tintorería, se comprobará si se trata de servicio express o normal, si existen manchas difíciles o roturas en la ropa, siguiendo las instrucciones de trabajo.

Cuando el cliente solicite el servicio de tintorería, se recogerá la bolsa con la lista llena y se le entregará inmediatamente a la responsable.

Si la camarera, en la rutina de limpieza de la habitación, encuentra una bolsa de cliente para la lavandería, la tiene que en- tregar a la responsable, y ésta procederá de la siguiente manera:

Comprobar si es solo para planchar o también para lavar.

Comprobar el estado de las prendas, si hay manchas difíciles de quitar, si hay roturas u objetos olvidados por el cliente en los bolsillos.

Anotar todas las prendas en el listado correspondiente.

Comprobar si se trata de servicio exprés o servicio normal.

La responsable además comprobará que la hoja de tintorería está rellena por el cliente, y si coincide con lo que hay dentro de la bolsa. La hoja dispone de una copia blanca que se entrega al cliente junto a la ropa limpia, una copia que se queda la responsable y una segunda copia que se le entregará para proceder a su cargo. La responsable supervisará las prendas de clientes previamente a su entrega